Oración Al Espíritu Santo | Para Pedir Sabiduría, Entendimiento Y Más

¿Te sientes solo a veces triste y solo?¿Te preguntas si hay alguien que te quiera?… Algunos niños se sienten así, pero Dios promete: “Yo mismo no me olvidaré de ti (Isaías 49:15).

¿No es maravilloso pensar en esa promesa?… Sí, Dios nos ama de verdad.

Un escritor bíblico dijo: “En caso de que mi propio padre y mi propia madre de veras me dejaran, aun Jehová mismo me recibiría (Salmo 27:10).

Saber esto nos consuela mucho, ¿no es cierto?… Dios nos dice: “No tengas miedo, porque estoy contigo. Verdaderamente te ayudaré(Isaías 41:10).

Sin embargo, Dios a veces permite que Satanás cause dificultades a Sus siervos y que incluso los ponga a prueba. En una ocasión, el Diablo hizo sufrir tanto a Jesús, que este le oró a Jehová:

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? (Mateo 27:46). A pesar de que Jesús estaba sufriendo, sabía que Dios lo amaba (Juan 10:17).

Pero también sabía que Dios permite que Satanás ponga a prueba a Sus siervos y los haga sufrir. En otro capítulo veremos por qué razón lo permite.

Cuando uno es pequeño, en ciertas ocasiones es difícil no tener miedo. Por ejemplo: ¿te has perdido alguna vez?¿Te asustaste?… Muchos niños lo harían. Un día, Jesús contó una historia en la que el personaje se perdió. Pero no se trataba de un niño, sino de una oveja.

En cierto sentido, tú eres como una oveja. ¿Cómo es eso posible? Porque las ovejas no son muy grandes ni tampoco son muy fuertes, y necesitan que alguien las cuide y proteja, igual que tú. El hombre que se encarga de cuidar las ovejas es el pastor.

En su historia, Jesús habló de un pastor que tenía cien ovejas. Un día, una de ellas se perdió. Tal vez solo quería ver lo que había al otro lado de la colina, pero el resultado fue que al poco tiempo se había alejado de las demás. ¿Te imaginas cómo se sintió la ovejita cuando miró a su alrededor y vio que estaba completamente sola?

¿Qué haría el pastor al darse cuenta de que faltaba una oveja? ¿Pensaría que, como era culpa de ella, no tenía que preocuparse? ¿O dejaría a las otras noventa y nueve en un lugar seguro y se iría a buscar a la pérdida? ¿Merecía la pena pasar tanto trabajo por una sola oveja?… Si tú fueras la oveja perdida, ¿te gustaría que el pastor fuera a buscarte?

El pastor quería mucho a todas sus ovejas, incluso a la que se había perdido, así que fue a buscarla. Imagínate lo contenta que se puso la oveja perdida cuando vio llegar al  pastor. Jesús dijo que también el pastor se alegró mucho de haberla encontrado.

Se alegró más por ella que por las noventa y nueve que no se habían perdido. Pues bien, ¿quién es como el pastor de la historia de Jesús? ¿Quién se preocupa por nosotros tanto como aquel pastor por su oveja?… Jesús dijo que su Padre celestial, Dios, hace eso.

Dios es el Gran Pastor de su pueblo. Ama a todos sus siervos, hasta a los niños como tú. No quiere que ninguno de nosotros sufra daño o sea destruido.

Sin duda, es maravilloso saber que Dios se preocupa tanto por nosotros (Mateo 18:12-14).

¿Crees realmente en Dios?¿Es él una persona real para ti?… Lo cierto es que no podemos ver a Dios porque, como es un espíritu, tiene un cuerpo invisible para nosotros. Pero es una persona real y puede vernos.

Sabe cuándo necesitamos ayuda. Además, al igual que hablamos con otras personas,  por medio de la oración podemos hablar con Dios. De hecho, él quiere que lo hagamos.

Por eso, si alguna vez te sientes triste o solo, ¿qué deberías hacer?… Habla con Dios. Acércate a él, pues te consolará y ayudará.

No olvides que Dios te ama, hasta en los momentos en que te sientes muy solo. Vamos a abrir la Biblia. Allí, en el Salmo 23, desde el versículo 1 en adelante, se nos dice: “Dios es mi Pastor. Nada me faltará. En prados herbosos me hace recostar; me conduce por descansaderos donde abunda el agua”.

Verás que el escritor añade en el versículo 4: “Aunque ande en el valle de sombra profunda, no temo nada malo, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado son las cosas que me consuelan”.

Así es como se sienten las personas si su Dios. Encuentran consuelo en momentos difíciles. ¿Te sientes tú así?

Dios cuida de sus siervos igual que un pastor amoroso cuida de su rebaño. Les muestra el camino por donde deben andar, y ellos lo siguen con gusto.

No tienen porqué tener miedo, aunque solo haya problemas a su alrededor. Un pastor utiliza su vara, o cayado, para proteger a las ovejas de los animales que  podrían hacerles daño.

La Biblia nos cuenta cómo el joven pastor David protegió a sus ovejas de un león y de un oso (1 Samuel 17:34-36).

Y los siervos de Dios saben que, de igual modo, Dios los protegerá a ellos. Pueden sentirse seguros porque Dios está con ellos.

Dios ama de verdad a sus ovejas y las cuida con ternura. La Biblia dice: “Como un pastor guiará a su propio rebaño. Con sus brazos juntará a los corderitos(Isaías 40:11).

¿No te consuela saber que Dios es así?¿Quieres ser una de sus ovejitas?… Las ovejas escuchan la voz de su pastor y se mantienen cerca de él. ¿Escuchas tú a Dios?¿Te mantienes cerca de él?… Si lo haces, nunca tendrás por qué sentir miedo. Dios estará contigo.

Oración:

“En el nombre del padre del hijo y del espíritu santo amén espíritu santo dios de infinita caridad dame tu santo amor espíritu santo de piedad y dulce caridad lléname de tu sabiduría de tu fuerza y entendimiento espíritu santo fuente de luces celestiales mandame tu luz desde los cielos ilumina mis actos y palabras purifica mi alma y cuerpo y dame tu paz espíritu santo tercera persona de la santísima trinidad amor del padre y del hijo perdona mis continuas infidelidades hacia vosotros yo te adoro humildemente te alabo y te bendigo y en ti busco amparo protección y defensa para salir victorioso de todo lo que me aflige espíritu santo dios eterno cuya gloria colma los cielos y la tierra ilumina me fortifica me guía me consuela me ven y sana mi pobre corazón ahora lleno de dolor ayúdame a sobrellevar las adversidades de la vida y que tu misericordia sea mi seguridad y resguardo donde el altísimo que eres nuestro consuelo ilumíname con tus santas inspiraciones para que vea claro hazme fuerte para salir de toda mala situación guíame y dirige me mis pasos para que no cometa errores y si así es tu santa voluntad concédeme el alivio y consuelo en mis graves angustias ayúdame en este favor en particular que por mis débiles medios no puedo alcanzar y que ahora es imprescindible para mi vida auxilia me te suplico en estos duros momentos en que me encuentro lleno de desesperación y préstame tu poderosa y milagrosa ayuda para que puedas salir de tan precaria situación tú que eres nuestro consolador y donde el eterno padre y nos alejamos de la inquietud y la incertidumbre tú que colman nuestras vidas de paz y amor atiende mis súplicas y haz realidad mis deseos ven a mí y abre las puertas a la prosperidad la paz la justicia la salud y el buen amor espíritu santo desde lo más profundo de mi ser y de mi corazón yo creo espero y confío en ti sé que me acompañas cuando me siento mal y estás a mi lado dándome impulso para seguir sé que me guías por las mejores sendas me ilumina si me inspiras con tus dones sé que me otorga su santo amor para que no sufra y confío y espero que así seguirá siendo siempre no dejes que desfallezca ni deje de creer ni esperar espíritu santo de fe otorga me el no vacilará aún en los peores momentos y vivir siempre de acuerdo con las enseñanzas de cristo dame a conocer tu voluntad y la voluntad del padre envía señor los dones del espíritu santo eterno padre en nombre de jesucristo y por la intersección de la siempre virgen maría envía mi corazón al espíritu santo así sea padre nuestro que estás en el cielo santificado sea tu nombre venga a nosotros tu reino hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal amén padre nuestro que estás en el cielo santificado sea tu nombre venga a nosotros tu reino hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal amén padre nuestro que estás en el cielo santificado sea tu nombre venga a nosotros tu reino hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden no nos dejes caer en la y líbranos del mal amén padre nuestro que estás en el cielo santificado sea tu nombre venga a nosotros tu reino hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal amén padre nuestro que estás en el cielo santificado sea tu nombre venga a nosotros tu reino hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal amén padre nuestro que estás en el cielo santificado sea tu nombre venga a nosotros tu reino hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden no nos dejes caer en la tentación del mal amén padre nuestro que estás en el cielo santificado sea tu nombre venga a nosotros tu reino hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal amén gloria al padre y al hijo y el espíritu santo como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos amén gloria al padre y al hijo y el espíritu santo como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos amén gloria al padre y al hijo y el espíritu santo como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos amén gloria al padre y al hijo y el espíritu santo como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos amén gloria al padre y al hijo y el espíritu santo como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos amén gloria al padre el hijo y el espíritu santo como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos amén gloria al padre y al hijo y el espíritu santo como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos amén en el nombre del padre del hijo y del espíritu santo amén”.

Versículo del Día:

Y mientras comían, tomó pan, y habiendo{lo} bendecido {lo} partió, se {lo} dio a ellos, y dijo: Tomad, esto es mi cuerpo. Y tomando una copa, después de dar gracias, se {la} dio a ellos, y todos bebieron de ella. Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos”.

 

                                                                                                                     Marcos 14:22-24